Logo

Cada vez se está dando una mayor importancia a las herramientas de recursos humanos. Uno de los apartados que más solicitan las empresas a las herramientas de recursos humanos es la poder gestionar el talento de forma correcta. 

Todas las empresas, -grandes, medianas o pequeñas- necesitan explotar todo el potencial del talento de sus empleados. Para ello, deben apoyarse  en soluciones tecnológicas accesibles pero potentes, fáciles de utilizar pero completas y flexibles pero funcionales. Alinear el potencial que puede tener una persona para el desarrollo de un conjunto de competencias y habilidades con los objetivos estratégicos estipulados por la organización, es uno de los muchos retos a los que deben enfrentarse las organizaciones, en un contexto caracterizado, por el cambio de paradigma que implica la revolución digital en la que nos encontramos inmersos, y también,  por la imposición de presupuestos planos en inversión TIC.

Las empresas no sólo quieren retener a los mejores sino que exigen que una herramienta sea capaz de determinar en qué puesto va a ser más productivo un determinado empleado. Por ello, la gestión del talento se hace indispensable. Tal y como asegura el portavoz de Oracle, “las empresas están luchando con uñas y dientes para atraer y retener a los mejores empleados. Las compañías que no puedan motivar a sus empleados se verán en desventaja. Aquí, los dispositivos digitales móviles, las herramientas de recursos humanos y las plataformas sociales son muy buenas fuentes de datos para medir la felicidad de los empleados, pero también son herramientas increíblemente poderosas para involucrarles. Es decir, las tecnologías digitales ayudan a construir el engagement entre empleado y directivo, por lo que se convierten en el aliado perfecto para retener el talento y compartir valores empresariales”.

Cada vez más compañías están poniendo foco en una gestión especializada del talento en sus compañías, porqué ven que la forma de diferenciarse en un entorno cada vez más competitivo es basarse en una economía del talento. Si se quiere mejorar algo, hay que poder medirlo. Dentro de un proceso de gestión del talento queremos conocer cuál es el talento que necesitamos ahora y en nuestra organización para dar respuesta a necesidades organizativas y de negocio.

 

Fuente: http://www.revistabyte.es/tema-de-portada-byte-ti/herramientas-de-recursos-humanos/

© Copyright 2015, Todos los derechos reservados Coaching